miércoles, 21 de abril de 2010

No hay peatones

Qué será de tus días que no iluminan mis calles.
Qué será de tu cuerpo que nunca lo tengo.
Será objeto de juego de otras manos
¡Para mi alma es castigo seguro!
Mientras hago de arlequín en tu reino
y espero que tu misiva de apresuradas
palabritas, corten el invisible transmisor
y viajen raudo sobre las corrientes de aire.
Derrámense todas las sentidas letras
por la avenida de mis faroles enlutados,
solitario paseo, ya no hay peatones en mi vida.

original janos65

No hay comentarios: