domingo, 11 de abril de 2010

GIGANTE DORMIDO

Hay mañanas donde provoca quedarse postrado.
El séptimo día nace preso por la mala palabra.
Las semillas de mentiras se propagan,
están sembradas para recoger frutos del odio,
germinadas por la voz de un mal hombre,
pero el gigante tan solo anda dormido;
sus pasos no están derrotados,
su voz no ha sido totalmente acallada
por el grillete de uno que piensa ser Dios,
por la orden de un mandón simplón.

Hay mañanas que merecen cerrar
sus ventanas a los rayos del sol,
mañanas donde la esperanza parece correr,
despavorida, y la mentira aparenta florecer
abonada por la cofradía de los ladrones de bolsillos;
pero él sabe que el gigante sólo está dormido,
que puede dejar de roncar, puede dejar de temer
y eso atemoriza a los hombres sin principios.

Habrá mañanas donde provocará celebrar su azul.
Habrá mañanas donde la voz sonreirá libre,
donde el gigante camine sin ser agredido,
orgullosamente erguido.
Habrá mañanas donde el gigante vaya de la mano
con la dama ciega; por su justicia.
Habrá mañanas de cantos y poesías,
habrá mañanas sin rugidos en el cielo,
ni tormentas, ni cantos absurdos de guerra.
Habrá mañanas donde los niños corran como liebres
sin ser perseguidos ni inducidos a un solo pensamiento.
Habrá mañanas de genuino aroma a país,
a tierra de almas cultivadas, verdaderamente libres
donde el paso firme de los días sea un himno digno.

Habrá mañanas para agradecerle a la paz,
donde los nombres ocultos tras la máscaras
caerán por los pecados cometidos
contra el gigante que tan sólo estaba dormido.
Y cuando se hayan marchado por la puerta de atrás
volverán las familias a ser un solo apellido.
Habrán mañanas donde los hermanos
serán de nuevo la misma sangre
sin la voz que engaña, sin la vileza que los separe.
Habrá un final para los usurpadores,
para los que creen ser dueños, amos y señores
de los destinos de los gigantes dormidos del mundo.

Una mañana amanecerá y descubrirás
¡El gigante ha derrotado la felonía!
¡Oh sí! por Dios que la habrá…

original de janos65

2 comentarios:

Virginia Betancourt dijo...

(...) "Habrá mañanas donde el gigante vaya de la mano
con la dama ciega; por su justicia.
Habrá mañanas de cantos y poesías,
habrá mañanas sin rugidos en el cielo..."

uff! me gusta como suena. Me gusta lo que dice.
Imaginar la esperanza le llena los ojos al Gigante Dormido.
MVirgMB

Juan Csernath dijo...

me gustan tus comentarios porque tienes la buena costumbre de destacar extractos que recogen la idea...
gracias