martes, 13 de abril de 2010

El Caronte de tus muertos

Dónde está tu barca para pasear a tus muertos,
por qué te olvidas de ellos.
Hoy estás tan vivo como ellos son flor de muerto.
Hoy disfrutas la luz como ellos lloran las sombras.
Debes ser el barquero del nefasto bote,
ellos mañana serán tus remeros.
¡Hoy debes renombrarte Caronte!
Por un pequeño instante rememorarás sus vidas,
enaltecerás sus recuerdos;
te convertirás en el óbolo para cancelar su viaje.
Serás la guía, el del brillo extremo.
Hoy tu perro tiene por nombre dientes de Hades.
Que no le teman los muertos, que no tiemblen los vivos
y retira la moneda que yace bajo las lenguas
de tus olvidados y amados difuntos.
Que sus almas no penen errantes,
ni un día, menos una centuria por las malditas riberas,
o mejor aún; llévalos en tus oraciones
sin cobrarles una lágrima de su tristeza.

Juan Csernath

No hay comentarios: