domingo, 30 de mayo de 2010

Geniecillo

Pensé que era de carne y hueso, que no existía gran diferencia
entre lo que él mágico ser hacía y, mis infantiles sonrisas.
Pero luego de tropezarnos en la esquina de mi suerte
me di cuenta que era un geniecillo cumpliendo favores.
Las locuras que realiza para nada lo son, aún menos graciosas chifladuras.
Son actos originales de una mente mucho más que prodigiosa.
Es un ínclito personaje que mueve todas las cosas;
planetas que rotan a su antojo, y cielos pintados de mora y fresas rojas.
Todo a su capricho y gusto,
sólo por pura diversión para la afición que lo ovaciona.
Pensé antes de saltar a su tablero de juego, al bosquecito de su encanto,
antes de que me las viera con él,
que era un simple mortal con sangre en las venas,
pero luego de extasiarme ante su fabuloso malabar y su espléndida carrera,
caí en cuenta que era un genio sin botella haciendo travesuras.

original de janos65

No hay comentarios: