jueves, 14 de febrero de 2013

En mi casa nadie ha muerto de amor, todavía...

En mi casa, en ausencia de otros, se escucha la voz de una niña
También hay varios recuerdos de amor disfrazados de adornos sobre la mesa,
pero no tengo noticia de ninguna muerte conocida por causa fatal de ausencia de afectos del corazón]
Eso sí, sobre un mantel hay cuatro letras cosidas al dolor
Cuatro letras, una palabra... amor
Cuatro mayúsculas fuertemente prendadas en el alma
Cuatro letras corroyendo vidas,
de a poco, a cuenta gotas
Cada amargura es una arruga acumulada sobre los amaneceres de los años
A veces, me parece, así perece una vida cuando conoce el amor
Rápidamente se larga de la vida, como un gato ingrato relamiéndose la leche caliente

En mi casa de cuatro codos y techos altos
hay una voz de niña recorriendo los pasillos,
buscando, como una mosca, manos dulces donde posarse
Quiere saborear con su tubular boca y succionar
un tanto de la miel que antier tenía en sus labios,
un tanto de sangre que ayer depositó en sus ropas
Quiere recordarme que detrás de una mosca hay un millón de llamados
más insistentes que sus propios y molestos zumbidos

En mi casa nadie ha muerto de amor,
todavía...
Pero sí sé que el amor, de aquellos que son míos,
ha muerto en sus vidas
He sido testigo lejano de grandes pasiones
Amores quemados en sus buenas intenciones,
padres de hijas que juzgaron mal a sus pretendientes

Hay una mirada fija, después de haberse despedido de los mortales días
que sigue en mí, que prevalece en mi casa de cuatro codos,
que sigue mirando hacia el oscuro rincón de la culpa,
pero no sé si el pecado es suyo, es mio o de otros... no sé
Sé que un Pater Familias destruyó su ilusión y la de muchos

En mi casa nadie ha muerto de amor,
todavía...
Pero sí sé que el amor ha muerto en muchas almas de los míos
y ese despecho, como el peso de un cuerpo sin vida,
aun lo llevan sobre sus hombros
Sé de sobra, y me atormenta, que será hasta el final de sus días

En mi casa nadie ha muerto de amor,
todavía...

Juan Csernath
14.feb.2013


No hay comentarios: