miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mi mundo

Mi mundo

Yo ando en mi mundo, el pequeño. No es redondo.

Más bien es cuadrado con esquinas romas nada peligrosas

y en sus seis caras hay cosas extrañas y prodigiosas.


No las he conocido todas, pero quiero hacerlo arrojando enanos atados a perdigones,

anzuelos sin carnada, también enviando notas que doblen las esquinas.

Mi mundo es un tanto exacto, con líneas rectas y ángulos de 45 grados.

De la cara de abajo no sé nada de nada, ¿está el Principito allí parado?

o estará la Boa tragando planetas y aburridos como mi persona.


Las caras laterales son inhabitables.

Nada allí se sostiene, sólo corre el agua por sus planas paredes

pero de cuando en cuando asomo mi cabeza por la cara plana de mi planeta

y miro hacia abajo tantas cosas negras que salen de lado,

¿yo me pregunto?, en qué momento han crecido aquellos nabos

que tienen grandes ojos y mandíbulas con cuernos.


En la cara superpoblada, donde me siento a no hacer nada,

hay un solo habitante, suficiente para mi área cuadrada:

de uno por uno por uno por uno.

Es mi mundo, el país de no hacer nada de nada,

donde existen, se los aseguro, un mundo inimaginable de posibilidades,

de extrañas fantasías y cosas prodigiosas.

El mismo que tiene seis caras sin casas ni esposas

con una geografía plana muy plana, que no es muy frondosa

pero que adentro es donde es tremenda la cosa

porque es en mi cabeza, mi mundo, donde yo ando.

Es muy cuadrado y para qué quiero que mis fantasías sean redondas.



original de janos65 – juan csernath

No hay comentarios: