martes, 24 de noviembre de 2009

Vasija de oraciones

Tu paso va acompasado
con el ritmo del dolor
Un bit suave y tierno
Una canción triste, muy triste
En tu nariz, ¡resonancia de lamentos!

Vas quemando el césped del cementerio
Antes verde, ahora de oro marchito
Tu mano se aferra a un tallo de recuerdos
A una espina de sangre
A un pétalo, que como una lágrima,
Se desprende al llamado del viento

Hincas tu pesar en la tierra húmeda
Y se calcina bajo tu peso
Tu rostro se refleja en la dedicatoria
escrita en la lápida de tus difuntos huesos
Con delicadeza extiendes flores para el muerto
Y en una vasija de ancestral barro
riegas su recuerdo con oraciones
elevadas al cielo.

original de Janos65