miércoles, 25 de agosto de 2010

¡Qué loco!

Vive tus cosas maravillosas

Los momentos donde dices, ¡qué loco!

Cuando una pirueta gimnasta patea tu puerta

y una flauta de aire llega y te arrebata,

te lanza al cielo y caes al suelo coronado de estrellas.



Vive intensamnete tus instantes, esos donde el vicio es la vida.

Una gran sonrisa se extiende en el alma como un arco iris

y sus colores pintan la piel con nuevos pigmentos.

¡Vive tus locos momentos!

Piénsate un dios de la trivialidad,

piénsate joven cuando lo eres

y si lo eres vive lo fatuo, lo vacío como un secreto.



Guárdate tus grandes fracasos y lánzalos contra una pared

que se hagan mil trozos de vidrio, mil ojos maltrechos,

defiéndete del gran mazo de la realidad,

muere por la chica que jamás te besará.

Por los amigos que se irán, sin comprar un boleto, antes que tú.

Por los niños que fallecerán antes de acariciar los diez.

Por los tontos que se esfuman como un hilo de humo

sin dejar rastro, sin barrer sus desastres, sin dejar un adiós.



Vive tus cosas maravillosas, escríbelas todas

en esa libreta de anotación llamada memoria.

Cuéntaselo a tus latidos, a tu pulsar sangriento.

A tus venas desbordadas de emoción.

Ábrete un tajo en la piel y siente el dolor:

es real, y allí estás tú, en tu sangre roja.



Vive tus noches locas y embriágate aunque sea una vez.

Piérdete en la acera incorrecta un minuto.

Camina en contra sentido una vez en la vida

y regresa sobre tus pasos, besa el césped de tu jardín.

Regresa siempre al hogar, donde el timbre suena como tu apellido.



Vive tus relaciones peligrosas y perdónate tus pecados.

Vive por lo que más quiera y arriésgate a ser una persona

y cuando despiertes, antes de morir,

sonríe y piensa,

¡Qué loco!



original de janos65 – juan csernath

1 comentario:

vanessa csernath dijo...

todo el mundo debe reflexionar esto