lunes, 30 de agosto de 2010

Me he inventado

Me he inventado un viaje en un avión que no existe

He conversado con un hombre que jamás conoceré

He recorrido el mapa de tu mundo con mis dedo.

He trazado rutas, planeado mil itinerarios

He dormido en una habitación con un número imposible


He colocado con cuidado en una caja de terciopelo besos en lugar de bombones.

Antes de tomar mi vuelo envié una carta llena de errores y sueños.

Estoy caminando cerca de tu nueva ventana donde no hay consuelo,

tampoco hay rejas que te atrapen pero tu títere de su caja no sale.

Veo de lejos tu cuerpo, cansado y cargado de horas, ¡despediste tu reposo!

Tu sonrisa está pintada a la fuerza, el lápiz labial es cómplice de tu tristeza.



Mi boleto es de ida, suspiro al imaginar que sucederá si el viaje es sin retorno.

El avión se eleva, atraviesa nubes naranjas, cielo cubierto de promesas.

El sol conversa con el final del día y solicita la presencia de la luna

para que sea el farol de una condena.



En pleno vuelo noto que soy el único pasajero,

de repente se cortan los hilos y se pierden las alas de los azulejos.

El pájaro de metal cae en picada como un Martín Pescador tras un pez desatento.

Una bola de fuego, un amasijo de hierro, pero sé que no estoy muerto,

¡despierto!, me he inventado este largo viaje, prefiero ser capitán y azafata

de un aeroplano donde rugen remordimientos, que además no divisa aeropuerto

y aunque yo sea el único equipaje en el compartimiento de este nebuloso sueño,

prefiero seguir inventándome que he viajado sobre tu hermoso cuerpo.

Traerme nuevos y sorprendentes souvenirs,

empacar mi valija con nuestros buenos recuerdos,

¡los imposibles!


original de janos65 – juan csernath

No hay comentarios: