sábado, 16 de octubre de 2010

Gato perezoso

Gato perezoso
Un, dos, tres pasos sobre charcos de agua.

Unas patas de gato totalmente mojadas.

Bigotes chorreando gotas de leche malteada.

Gotas de lluvia lavando la sucia calzada.

Una panza de gato muy rosada,

una pulga se mueve y se pierde debajo de la pelambre blanca.

Patas arriba, descansa, la tarde está pasada por agua

y los pájaros le miran desde el árbol, su torre resguardada.

Los ojos del gato se escurren entre las gotas de agua

y una sonrisa maligna se dibuja en la boca del minino vagabundo.

Un pájaro asustado trina desesperado.

Acuden al llamado cien picos hinchados y doscientas alas blindadas.

El gato se lo piensa, y dice maullando, me cobijo en mi pereza.

Un, dos, tres pasos de regreso sobre el mismo charco.

Una línea de leche derramada sobre un cojín cereza

Y un libro vuela atravesando la habitación, pobre gato, ha perdido la cabeza.

original de janos65 - juan csernath

No hay comentarios: