miércoles, 27 de octubre de 2010

El dedo y sus verdugos

El dedo y sus verdugos


Salen los verdugos con sus dedos,
en realidad es solo uno y los demás sus seguidores.
El que apunta, los que apuntan, tienen antorchas negras, ¿o rojas?
Llamas iluminan sus sonrisas maliciosas
Ordena el dedo, que todo lo toca y destroza:

- ¡Vayan por la voces que se levantan! -,
y tu dirás, - yo a nadie he llamado -
-  ¡Vayan por sus hijos porque ahora son míos! -
y tú dirás, - ya no hay sangre que sigan mis pasos -
- ¡Vayan por todos, por sus lágrimas! -
y tú dirás, - ya no hay pañuelos en casa -
- ¡Vayan como lobos por la noche! -,
y tu dirás, - hace tiempo de aquí la luz se ha largado -
- ¡Vayan por las peligrosas ideas! -.
y tú dirás, - en nada he pensado -
- ¡Vayan por los hombres libres!-
y tú dirás, - hace tiempo que estoy encadenado -
- ¡Vayan por los que se atreven y luchan! -
y tú dirás, - he bajado mis brazos -
¡Vayan por sus pertenencias y sus casas! -
y tú dirás, - hace tiempo que todo lo he dado -

Vendrán por ti, te digo, tocarán tu puerta
y tú dirás que llamen al lado.

Y el dedo que señala, que toca y lo daña todo, gritará:
- ¡Vayan ahora por sus hijas, por sus vírgenes tesoros!
y tú dirás, - ¿por qué he de humillarme sin pelear? -
y pensarás, - ojalá el tiempo me perdone y no sea ya tarde para luchar… -

original janos65 – juan csernath

No hay comentarios: