miércoles, 23 de mayo de 2012

Cumulunimbus


Alguna vez has imaginado tocar una nube 
Levantar los dedos, y al alzarlos activar invisibles campanillas
Polvo destellante
Palabras plateadas
Aliento divino
Ideas supremas
Emociones atmosféricas
Tormentas humanas
Atraparlas en un frasco de vidrio, cerrarlo,
agitarlo y despertar las luciérnagas de los truenos
Mirarlo por horas como si fuera el tío vivo de los Dioses
Observar lágrimas condensadas adheridas al vidrio
Fantasía de tormenta entre luces de sueños brillantes

Muerde una como si fuera algodón de azúcar
y descubre que tienen un sabor más allá de lo dulce
Que las nube, cuan diferente son,
se muestran como vitrales de arco iris sobre el pecho de tu vida
Abanico de adictivos sabores
Variedades que se ofrecen en tus labios
Besos con sorpresas escondidos entre las nubes de tus pensamientos
Ya no poseo el frasco para guardarlos,
destaparlo y probar mi suerte
Atrapar una luciérnaga,
morderla,
tragarla
e iluminar mi pecho como una fantástica ciudad de neón

Alguna vez has imaginado que tus besos son como caprichosas nubes
Un coctel de Cumulonimbus causando tormentas entre los mortales

Alguna vez te tropezarás con un frasco rodando
Su sonido carraspeando contra el piso
y tu mano levantando la memoria de vidrio,
te harán extrañar besos que habrás querido atrapar
Tú también recordarás mis Cumulonimbus.


Juan Csernath

23 de mayo 2012

No hay comentarios: