jueves, 17 de junio de 2010

Buenas noches

La oscuridad no asustaba,
sí el gran monstruo peludo,
el joven fuerte de la habitación,
la grande, la negada, la prohibida.
Quise tocar la puerta mil veces,
mil ves temí decirte buenas noches.

La oscuridad apena molestaba.
Sí, la ausencia de una mirada,
ésa que cuidara de las telarañas,
las mismas que se formaban
en la infante cabeza asustada.

Quise tocar mil veces tu puerta,
mil veces temí decirte buenas noches.

original de janos65
(juan csernath)

No hay comentarios: